PAÍS

Resuelven brutal secuestro y asesinato de niña 38 años después por ADN – Noticias Ya


(NOTICIAS YA).- Autoridades de Ohio han logrado cerrar una investigación de 38 años gracias a muestras de ADN que les permitieron descubrir quién fue el secuestrador, violador y asesino de una niña de 8 años.

La pesadilla de una familia y la policía de Columbus, inició el 20 de septiembre de 1982, cuando Kelly Ann Prosser, de 8 años, fue secuestrada mientras caminaba a su casa desde la escuela. 

El cuerpo de la pequeña fue encontrado con escalofriantes huellas de violencia dos días después en un campo de maíz en el cercano condado de Madison.

Kelly fue golpeada, abusada sexualmente y estrangulada hasta su muerte. 

El brutal crimen conmocionó a la comunidad e inició una investigación para dar con el depredador. Sin embargo, han tenido que pasar 38 años para que finalmente la familia de Kelly tenga un cierre.

La evidencia preservada de la escena del crimen y los avances científicos fueron clave para resolver el caso casi cuatro décadas después. 

La policía ha identificado al secuestrador y asesino como Harold Warren Jarrell, un hombre que ya falleció, que no fue sospechoso y que había sido liberado de prisión meses antes del crimen. 

En 1977, Jarrell fue acusado y condenado por secuestrar a otra niña de 8 años de Tamarack Circle, en el lado norte de Columbus. Fue liberado en enero de 1982, ocho meses antes del secuestro de Prosser, informó  el sargento Terry McConnell.

Cerca de 2014 o 2015, el ADN recolectado se ingresó en el CODIS, una base de datos nacional de muestras de ADN utilizadas por la policía, pero no se encontraron coincidencias de la base de datos, reveló McConnell.

En marzo, el departamento de policía se asoció con Advance DNA, una compañía forense de investigación de genealogía, que utilizó la muestra de ADN para ensamblar un árbol genealógico para el posible sospechoso y proporcionar pistas adicionales para los detectives.

Aunque Jarrell ya había muerto en Las Vegas, la policía pudo confirmar el vínculo entre Jarrell y Prosser después de obtener muestras de ADN de los parientes vivos de Jarrell, explicaron las autoridades.

Después de seguir las nuevas pistas de Advance DNA, los detectives también se dieron cuenta de que un aviso anónimo de 2014 citó un “nombre similar” al de Jarrell, aunque en ese momento no se verificó debido a la información limitada.

Con información de CNN.